El Departamento de Matemáticas del Colegio lleva años preguntándose cómo hacer la asignatura más atractiva para su alumnado, al tiempo que se consiga una mayor eficiencia en los procesos de aprendizaje. Obviamente, no estamos solos -ni queremos estarlo- en este camino. Son muchas las experiencias que se publican, tanto en foros especializados como en medios de comunicación generalistas. Y basta una simple búsqueda en Internet para conocer una interminable cantidad de loables y trabajados proyectos, de todo tipo. La clave, aquí, es introducir tales nuevas metodologías, que abren múltiples posibilidades de futuro, teniendo al tiempo la responsabilidad de ser fieles a unos resultados, una preparación cuya calidad está constrastada desde hace décadas y la confianza de los padres de cientos de alumnos.

Matemáticas más atractivas y aprendizaje en Matemáticas más sólido y duradero… Dicho de otra forma, ¿qué podemos hacer para que nuestros alumnos se sientan más cómodos y seguros de sí mismos aprendiendo Matemáticas, al tiempo que ese aprendizaje es más sólido? ¿Cómo podemos hacer las Matemáticas más amenas, más allá de esa porción de estudiantes que vibran por sí solos con este tipo de cuestiones, y que disfrutarán luego en las licenciaturas de Matemáticas, Física o sus diferentes dobles grados?

Esta reflexión es una labor colectiva, y en los últimos años se han visto nuevos enfoques sobre las diferentes asignaturas impartidas por profesores de este Departamento. En particular, el Profesor Fernando Lazo, con docencia en distintos cursos de la ESO y Bachillerato, lleva años realizando experiencias de clase invertida en su aula. Le hemos pedido a Fernando que, en este post, nos cuente algunas de sus experiencias.

Y lo primero que nos dice el Profesor Lazo es que la clave de este asunto no es, como pudiera parecer, realizar videos más o menos trabajados para que los chicos y chicas puedan visualizarlos en sus casas. “No, ese es únicamente el comienzo: ahí empieza todo”, es lo que nos traslada Fernando. Una vez que liberas el tiempo de aula de un planteamiento meramente expositivo, y pones el recurso (el video) a disposición del alumnado, para que lo visualice todas las veces que estime conveniente y aprenda la lógica subyacente y la práctica en cualquier temática, es el momento de aplicar diversas técnicas en clase para aumentar el rendimiento en el aprendizaje.

Así, una vez que los chicos acuden a clase con el video visto y, frecuentemente, con los ejercicios que se les plantean en el mismo a través de diferentes canales -como, por ejemplo, mediante el uso de la aplicación EdPuzzle-, las posibilidades son muchas. Desde una óptica de atención a la diversidad, por ejemplo, la técnica permite un mayor

nivel de trabajo personal o cooperativo con diferentes bloques 

de ejercicios de distintos niveles de dificultad. O la puesta en común de lo aprendido mediante lo visualizado en el Canal de Youtube del Profesor Lazo (https://www.youtube.com/user/matferprof) . Un escaparate en el que se encuentra todo lo que ha ido publicando, con más de 170 videos hoy a disposición de sus alumnos, y que os animamos a visitar con tiempo.

 

 

 

CAPTURA DE PANTALLA DE EDPUZZLE CUANDO EL VIDEO SE PARA Y FORMULA UNA PREGUNTA

 

En el aula de Fernando es habitual dividir la clase en diferentes espacios, ayudándose con una configuración dinámica en la propia colocación de los pupitres y otros elementos auxiliares. Realizado esto, algunos de los ejercicios que se llevan a cabo con más asiduidad en el aula son:

  • Resolvemos ecuaciones: te ayudo, me ayudas.
  • Repasamos conceptos teóricos: me preguntas , contesto … ¿me ayudas a aprendérmelo?
  • Problemas geométricos: resolvemos y comparamos…¿lo hemos hecho bien?

 

A los quince minutos, el alumnado en los diferentes espacios va rotando, cambiando de compañero y de actividad.

Aquí tenéis algunas muestras de videos subidos por el Profesor Lazo a su canal de Youtube. En los mismos a veces opta por hacerlo de forma que es el desarrollo de la lección el absoluto protagonista de la imagen. Para ello utiliza la aplicación Explain Everything, de entre las diferentes posibilidades existentes hoy en el mercado. En otras ocasiones es él personalmente quien nos lo cuenta. Opta entonces por una pizarra estándar, montada al efecto en el Aula de Medios Audiovisuales del Colegio, capturando la imagen con una sencilla aplicación de vídeo.

 

 

Pero la clave, insistimos, no es la utilización de videos para trasladar conocimiento. No. Es lo que se haga después, liberando tiempo con el recurso más escaso (el profesor) para dedicarlo a lo que verdaderamente importa: la resolución de dudas, el avance en determinados conceptos y, sobre todo, una verdadera atención a la diversidad, preparando diferentes colecciones de ejercicios para los diferentes -y dinámicos- segmentos estudiantes en cada momento: aquellos que esperan y necesitan más, por ejemplo, o quizá aquellos que aún no han llegado con facilidad a comprender los conceptos abstractos propuestos.

Le hemos trasladado al Profesor Lazo una preocupación, que a veces surge cuando hablamos con padres y también con algunos colegas: ¿Cómo sabe que los chicos han visto los videos? ¿Y, entonces, no da “apuntes” de la asignatura? ¿Hay algún tipo de control? Pues sí, él nos explica que, mediante la aplicación EdPuzzle, sabe cuando los chicos, cada uno de ellos, han visionado los videos. Además, revisa periódicamente la libreta de los alumnos, a los que les pide que tomen apuntes durante el visionado, que tienen que estar allí, junto con los ejercicios propuestos. Un tercer nivel de revisión lo constituyen las evaluaciones periódicas tanto de los conocimientos de sus alumnos como del sistema..

Fijaos en la valoración de los alumnos de 2º curso de ESO sobre todo este proceso, después de haberles enviado unos treinta videos:

 

 

Para el profesor, además, es muy importante el hecho de que el alumnado valore el conjunto de videos de los que dispone, junto con los ejercicios realizados en clase y el resto del material de la asignatura, como un recurso en sí, que está a su disposición y que puede volver a revisar siempre que quiera. De hecho es muy reveladora la respuesta a la pregunta que se le hace a los alumnos sobre si han vuelto a visualizar el material. En los dos grupos de 2º de ESO, 19 sobre 26 alumnos afirman que sí. Ese es un buen indicador de que, así, estamos optimizando el papel del profesor, cuya explicación está disponible siempre. Y es que, no cabe duda, el docente es siempre el recurso más escaso del sistema educativo. Los ejercicios y las horas de estudio en casa pueden ser todas las que el alumno quiera, pero las horas de aula son limitadas, y aunque los centros hagan sus esfuerzos -en Matemáticas, en Primero de Bachillerato, se han ampliado las horas lectivas de las cuatro que marca la LOMCE a cinco semanales- siempre es un recurso que hay que optimizar. No cabe duda de que, con este sistema, es así.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *