Actualidad

Actualidad

Actualidad

25/06/2013

Detectando rayos cósmicos en el colegio

 El viernes, 14 de junio, los alumnos de primero de Bachillerato de la modalidad de Ciencias y Tecnología, han realizado una actividad experimental cuyo objetivo era detectar muones procedentes de la radiación cósmica. Esta actividad se encuadra en el ciclo “Física de partículas” desarrollado a lo largo de este curso, para distintos niveles de E.S.O. y Bachillerato.

Este experimento está incluido en el trabajo premiado en el concurso “Nosotros investigamos”, del proyecto europeo Pathway en España. Básicamente consiste en hacer visibles las trayectorias de los muones procedentes de la radiación cósmica y electrones procedentes de la radiación beta ambiental, en una cámara de niebla que a tal efecto se ha construido en el colegio.

Los muones son partículas subatómicas masivas, de carga negativa y spin 1/2, que pueden tener diversos orígenes, uno de los cuales es la interacción con la atmósfera terrestre de protones procedentes de la explosión de una supernova. Este detector de muones es una prueba experimental de la teoría de la relatividad especial de Einstein, ya que el muón tiene una vida muy corta, y sin la dilatación temporal sería imposible observarlos en la superficie terrestre, ya que se producen en la parte alta de la atmósfera, donde ocurren las reacciones más energéticas.

Las investigaciones, realizadas por Wilson, sobre métodos para visualizar las trazas de partículas con carga eléctrica en vapores condesados, fueron galardonadas en el año 1927 con el premio Nobel de Física. En 1948 Blackett también recibió el Nobel de Física por perfeccionar la cámara de niebla de Wilson.